• SERIE DE PINTURAS

    08'33" am
    08'03" am 
    06'37" am 
    05'47" am 

    Óleo sobre tela
    60 x 90 cm

    2007

 

 

Cuando Nathalie, en vez de dirigirnos hacia los espacios industriales de gran tamaño, nos introduce hacia la intimidad del mundo de los sueños, no crea una visión interior sino sobretodo una nueva perspectiva de observación. Usando técnicas modernas para el encuadre, la representación pictórica se presenta como vista externa, vista imposible desde la reconstrucción del límite donde la realidad y los sueños, la ficción y la documentación se confunden. 
A traves de una serie infinita de momentos singulares, el tiempo musical entra en la pintura. Las imágenes, pintadas a partir de fotografías tomadas por web cam, intentan capturar un momento que no se deja tomar más que como una realidad aparte a la realidad del sujeto, del lenguaje racional. 
Si compartimos con Nathalie este juego entre la realidad y lo irreal, el de reunir y distanciar, la determinación y lo circunstancial, ganamos, nosotros también, una nueva perspectiva. 
El trabajo del sueño es realizado a través de la elaboración de los acontecimientos verdaderos, realidad que las pesadillas deforman, la imagen transformada en colores pastel anuncia otra realidad diferente; por su frágil y peligrosa belleza se muestra intocable y fugitiva, que a través de los fragmentos vive en nosotros y nos rodea. 
Si, según la famosa frase de Walter Benjamin, en tiempos de su reproductibilidad técnica la obra de arte perdió su aura, Nathalie logra, por su trabajo meticuloso de la reconstrucción, en el cuál el arte pictórico y las técnicas documentales cooperan, para reconstituirlo: atentamente, como muestra de su amenazadora pérdida.